jueves, 7 de marzo de 2013

HIGH 'N' DRY - Def Leppard, 1981


En 1980 Def Leppard había lanzado su álbum de debut. "On Through The Night", de cierto aroma a Judas Priest, no es seguramente la carta de presentación más original de la historia del rock, pero se convirtió desde su publicación en una de las pequeñas joyas de la NWOBHM (New Wave Of British Heavy Metal).
El contenido de "On Through The Night" permitía intuir que nos encontrábamos ante una banda con muchas posibilidades de hacerse un hueco entre la élite del negocio. Pero más importante aún, ese contenido y la gira de presentación posterior llamaron la atención de uno de los tipos más influyentes de la industria.
Efectivamente, Robert John "Mutt" Lange, el tipo que había producido el colosal "Back In Black" de AC/DC, lanzado en verano de 1980, se interesó por aquellos cinco veinteañeros, algo fundamental en el devenir de Def Leppard.
En Julio de 1981 Def Leppard colocaba su segundo trabajo de estudio. "High 'N' Dry" se convertía sin duda en el que sería el álbum más honesto de la carrera de los británicos, probablemente su mejor trabajo, y eso ya es mucho decir si tenemos en cuenta que después vendrían "Pyromania" y "Hysteria".
Es por supuesto decisiva la producción de Lange en "High 'N' Dry". El disco, está claro, conserva algunos de los elementos de la NWOBHM que habían caracterizado al "On Through The Night", pero al mismo tiempo muestra de manera evidente como la banda estableció su nueva identidad y exploró territorios hasta ese momento desconocidos.
La influencia del "Back In Black" de AC/DC no debe ser considerada un reproche. Es algo lógico y natural que uno de los mejores discos de la historia del rock se convierta en una fuerte influencia para unos chicos que quieren parecerse a sus ídolos, pero si además su productor es el mismo aquello se convierte en algo casi obligatorio.
Robert John "Mutt" Lange consiguió una producción limpia, tratando de manera acertada de contener el ímpetu, la energía y la intensidad de la banda, una banda hambrienta, con ganas de demostrar al mundo de lo que eran capaces. Aún así Def Leppard mantuvo un sonido crudo y enérgico, algo que iría desapareciendo a medida que publicaban álbumes.
Joe Elliott en pleno derroche juvenil, más duro que nunca, Pete Willis y Steve Clark formando un irrepetible combo de guitarras, el mejor que jamás ha tenido la banda, Rick Allen golpeando más fuerte que nunca y Rick Savage absolutamente participativo componen la ya mítica formación que grabó para la posteridad este eléctrico "High 'N' Dry", excelente en sus letras, magnífico en lo musical.
"Let It Go" levanta el telón del "High 'N' Dry" bajo formato de colosal trallazo de rock en el que brilla, como a lo largo de todo el álbum, un motivado Joe Elliott y destaca un furioso solo de guitarra. "Another Hit And Run" regala la fantástica línea de bajo de Rick Savage y un magnífico solo cortesía de la dupla Clark/Willis. Fabuloso tema de ritmos cambiantes y contagiosos. 
El aroma AC/DC emerge con fuerza en "High 'N' Dry (Saturday Night)", de ritmo trepidante y letras cachondas. "Bringin' On The Heartbreak" sienta los estándares de las power ballads, con un Elliott emocionante y una vez más con formidable solo.
La instrumental "Switch 625" presenta una excelente línea de bajo y unas trepidantes guitarras. Es posible que con letras hubiese mejorado. El espíritu hard rock de "You Got Me Runnin'" se manifiesta en forma de grandes armonías vocales, poderosas guitarras y durísimas líneas de bajo, cimentando un fuerte ritmo.
"Lady Strange" es una pequeña joya en la que Elliott suena muy grande, dotando de color a una melodía en la que destacan su rápido puente y su sólido solo. "On Through The Night" es otro pelotazo rockero que solo baja la guardia durante el puente. Otra vez grandioso solo.
El ritmo duro e insistente de "Mirror, Mirror (Look Into My Eyes)" lleva sin remisión a "No No No", el tema  que de la manera más dura posible cierra "High 'N' Dry". Inmenso el combo rítmico Allen/Savage en una composición de fuerte olor a Judas Priest.
"Pyromania" y "Hysteria" les colocaron en la élite, pero Def Leppard eran lo que se escucha en "High 'N' Dry", un formidable esfuerzo que capturó sin objeciones el rock que la banda llevaba dentro. Por supuesto aquellos dos discos son trabajos de inmensas proporciones, pero en ellos hay matices que tamizan pretendidamente el sonido del grupo, algo que en "High 'N' Dry" no sucede. Este es el disco imprescindible de la carrera de Def Leppard, el disco al que hay que acudir para saber quienes eran y quienes son. Fundamental.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada