lunes, 22 de diciembre de 2014

LOVE SONGS FOR THE HEARING IMPAIRED - Dan Baird, 1992. Crítica del álbum. Reseña. Review.


En 1989 los Georgia Satellites publicaban su tercer álbum de estudio, "In the Land of Salvation and Sin". Poco tiempo después Dan Baird, su guitarrista y vocalista abandonaba la banda con la intención de emprender una carrera en solitario, una carrera que si bien no ha tenido la suficiente repercusión, ha dejado un puñado de gemas discográficas que merece la pena descubrir, sobre todo para aquellos que amamos lo que yo he dado en llamar rock de tugurio. "Love Songs For The Hearing Impaired" sería el debut de Baird fuera de los Georgia Satellites y se publicaría en 1992.


Dan Baird es uno de los músicos que mejor ha sabido beber de las fuentes que lo inspiraron. Mientras otras bandas se limitaron a reproducir lo que les influyó, Baird produce música de manera natural, como si él fuese uno de aquellos grupos de cuyo sonido mamó. Una tradición que inicia en el southern rock a la que Baird ha aportado nuevos elementos llenos de inteligencia, ingenio y humor. Rock de tugurio en su máxima expresión hecho por un tipo que sólo busca divertirse del único modo que conoce, música y sonido lleno de personalidad y talento elaborado por alguien que debería estar hace mucho tiempo en los altares del rock.


"Love Songs for the Hearing Impaired" es realmente un álbum sin pretensiones, pero el resultado final es tan grandioso que se convirtió en uno de los mejores y más subestimados álbumes del rock de lo 90. Un colosal monumento de rock lleno de temas frescos, letras brillantes y divertidas y un sonido de auténtica categoría, muy, pero que muy cercano al directo pero con la calidad y los medios del estudio, algo que se debe a la impresionante producción  de Brendan O'Brien, con ayuda de Rick Rubin y el propio Baird, que se sobrepone a la estructura de tres acordes de la mayoría de cortes del álbum encaminándolos hacia poderosas improvisaciones en el que el protagonismo de las guitarras encuentra un respaldo importante en un combo rítmico de mucho nivel.

Las letras son algo en lo que Baird suele utilizar el mismo patrón. Temas sobre gente normal en situaciones digamos complicadas enfocadas desde su particular y acertado punto de vista. Letras que encajan de un modo descomunal en canciones que no pretenden ser lo que no son, símplemente temazos de rock que uno tras otro convierten a "Love Songs For The Hearing Impaired" en un suspiro de auténtico rock de raíces, una demostración de como se divirtieron Baird y su banda a la hora de grabar este pedazo de disco.


La labor de Dan Baird en "Love Songs For The Hearing Impaired" es por supuesto descomunal. Tremendo guitarrista, un músico que domina como pocos la faceta de la improvisación, dotado de una personal y adictiva voz, casi creada para el tipo de música que propone, letrista genial y fabuloso en su labor de apoyo a la producción de Brendan O'Brien, el trabajo del ex de Georgia Satellites se antoja monumental en este pedazo de la historia del rock de los 90, probablemente el álbum más completo de su gozosa discografía.

Podemos decir además que la tradición de los Georgia Satellites seguía viva en "Love Songs For The Hearing Impaired" más allá de la continuidad que el guitarrista Rick Richards trató de dar a la banda. Efectivamente Baird reclutó para su causa al combo rítmico de su antiguo grupo, el bajista Keith Christopher y el baterista Mauro Magellan, y su labor en el debut de su compañero es absolutamente impagable. El órgano de George D. puso las texturas necesarias, y los pianos de garito de Brendan O'Brien y de un Benmont Tench, invitado de excepción, hicieron el resto.

"The One I Am" abre "Love Songs For The Hearing Impaired" rockeando en el más puro estilo Dan Baird, ese que domina como nadie para pasar a "Julie And Lucky" la historia de una pareja que tras robar pasa por la càrcel y luego forma una familia. La letra como excusa para un trallazo de rock o el rock como excusa para letras hábiles e ingeniosas, como le sucede a la fantástica "I Love You Period", la carta que escribe un alumno a su profesora, uno de los temas más exitosos de su carrera, muestra audible de la capacidad vocal de Baird, temazo lleno de rock sin fisuras.

"Look At What You Started" es un temazo tan adictivo como el sensacional "Keep Your Hands to Yourself" de los Georgia Satellites, "Seriously Gone" es otro trallazo en el que se intuye como sería el sonido de Chuck Berry tocado a toda velocidad y "Pick Up The Knife" es un fantástico medio tiempo rockero de genial trabajo de guitarra, lo mismo que "Knocked Up", una historia de mujeres en un pequeño pueblo.
"Baby Talk" se llena de aroma bluesy y ofrece guiños evidentes a Creedence Clearwater Revival y su "Born On The Bayou" y a B.B. King desde su fantástico solo, "Lost Highway" mantiene la altura rockera, sin duda un de los mejores temas del álbum, y "Dixie Beauxderaunt" es un temazo que narra la historia de una chica que sale de su pequeño pueblo en clave de trallazo rockero que sirve para cerrar un álbum absolutamente genial.

"Love Songs For The Hearing Impaired" es símplemente la muestra audible de como debería sonar el rock estadounidense, un álbum fabuloso que debería tener un mayor reconocimiento del que actualmente tiene. Rock sencillo para paladares exquisitos creado por uno de los tipos con más talento del planeta rock. Hubo bandas de country que giraron hacia el rock y bandas de rock que se tiñeron de country, y después está Dan Baird y este "Love Songs For The Hearing Impaired" al que hábilmente y tal vez sin proponerselo supo dotar del equilibrio entre ambas facetas. Y en 1996 llegaría "Buffalo Nickel", otra maravilla de este inmenso músico.

5 comentarios:

  1. Buen análisis de un álbum que siempre le gustaba a mi hermano poner. En el 92 es que salieron discazos: el Vulgar de Pantera, el Angel Dust de Faith No More, el Undertow de Tool... Mola.

    Gran entrada, Javier: te emplazo, si quieres, a que te pases por mi entrada de Bowie y participes, si quieres, en el debate sobre cuál es el mejor artista, para ti, de Rock. Un abrazo y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  2. Qué decir de Dan... uno de mis puntos débiles. Desde los Satellites, en solitario o en otros proyectos como HomeMade Sin, Yayhoos, Bluefields... todo lo que hace es brutal. Una máquina. Como tú dices, infravalorado hasta límites insultantes pero seguro que al propio Dan se la suda, mientras tenga suficiente para vivir y poder seguir saliendo a la carretera. Por suerte, desde hace tiempo se prodiga bastante por aquí y verle en directo es un privilegio. Vamos, que su música me gusta un poquito, no sé si me he explicado bien... xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Baird hace música sin pretensiones, sólo para poder tocarla y disfrutarla delante de su público, o como tú muy bien dices, se la suda lo demás.
      Le adoramos y le preferimos así.
      Abrazos desde la cueva.

      Eliminar