lunes, 12 de noviembre de 2012

CRIME OF THE CENTURY - Supertramp, 1974


Demasiada gente, no tan alejada del mundo de la música, piensa erróneamente, que "Crime Of The Century" es el primer álbum de la banda británica Supertramp. Antes de que en septiembre de 1974 el grupo lanzase esta auténtica obra maestra del rock Supertramp ya existía como grupo y había editado dos discos, "Supertramp" en 1970 y "Indelibly Stamped" en 1971. De la formación que todos conocemos sólo Rick Davies y Roger Hogdson aparecen en los créditos de aquellos iniciales y progresivos esfuerzos. En "Supertramp" Davies y Hodgson "sólo" escribirían la música, mientras que el guitarrista Richard Palmer se encargaría de las letras. Ya en "Indelibly Stamped", y con Palmer fuera del grupo, Davies y Hodgson ya firmarían todas las piezas del disco. Ninguno de los dos discos iniciales de Supertramp consiguió relevancia comercial, aunque si un puñado de buenas críticas. Los músicos también comen, así que a excepción de Rick Davies y Roger Hodgson, el resto de miembros de Supertramp abandonaron el grupo. Puede que sea osado comentar que este es un hecho histórico, ya que facilitó la creación de la formación que encumbró a Supertramp al lugar que hoy ocupa en el Olimpo de la música.
El bajista Dougie Thomson, el batería Bob Siebenberg y el multiinstrumentalista John Heliwell fueron reclutados para la formación tras un minucioso proceso de selección. 
Sólo faltaba  un éxito, y "Crime Of The Century" fue su salvación, y la nuestra. El ácido había comenzado a voltear la cabeza de Hodgson, algo en lo que Davies no le secundó, y las diferencias entre ambos comenzaban a presagiar futuros desenlaces, pero la brillantez compositiva de la pareja reluciría en su plenitud a la hora de elaborar las piezas que iban a formar parte de este excelso trabajo.
"Crime Of The Century" fue seguramente el primer álbum que llevó el rock progresivo al populacho, mezclando de manera magistral los armónicos instrumentales de aquel con los ganchos y las melodías del rock comercial. El resultado fue un álbum que para los fanáticos del rock progresivo fue considerado alta traición, algo que realmente no deja de ser una gilipollez, si tenemos en cuenta que se trata de una maravilla de álbum, un disco cautivador lleno de momentos inspiradores a lo largo y ancho de sus ocho cortes.
Se inicia "Crime Of The Century" con "School", una de las más sublimes intros de todos los tiempos, con una memorable intersección instrumental, contrapunto al himno progresivo por antonomasia, "The Wall" de Pink Floyd. Este esfuerzo de Rick Davies y Roger Hodgson se coloca probablemente por encima de composiciones posteriores de talla como "The Logical Song".
El piano eléctrico de Rick Davies da inicio a la fastuosa "Bloody Well Right", dejando paso al resto de la banda tras unos memorables 51 segundos. Después un inmenso solo de Hodgson acompaña el tema hasta la primera estrofa mientras Heliwell y sus saxo divagan por el tema. No te quejes y actúa.  Esto es del 74, pero hoy en día cobra absoluta validez, y es que "Crime Of The Century" no es un álbum que suena actual sólo por su música. La inspiración de temas como "Bloody Well Right" lo pone de manifiesto.
De "Hide In Your Shell" el título nos lo dice prácticamente todo. Un nuevo abordaje de Supertramp a los inadaptados que tratan de escapar de sus cárceles. El esfuerzo vocal de Hodgson, los ensoñadores teclados de Davies, las impecables armonías de la banda y un repetido mensaje, "si te puedo ayudar, házmelo saber", colocan a "Hide In Your Shell" como una de las piezas más valiosas del álbum, al mismo tiempo que menos valoradas.
¿Quién decide si estas loco?, ¿si no lo estás?, ¿si ya estás curado?..."Asylum" aborda la complejidad de este tema a través de la visión de Hodgson y Davies. La intro de piano acompaña a la poderosa voz de Davies mientras la banda se introduce progresiva y relajadamente a medida que la fuerza de "Asylum" se manifiesta. La dureza de la guitarra de Hodgson da pie a la calmada quietud final del tema.
Poco se puede decir de "Dreamer", poco más de lo que el título nos indica. Evocadora, ensoñadora y poderosa a través de las manos y de la voz de Roger Hodgson. Una de las más emblemáticas piezas de Supertramp. Una auténtica maravilla.
Probablemente "Rudy" sea mi tema preferido de "Crime Of The Century". Es posible que los derroteros musicales por los que transita en nada hagan presagiar la ruptura final, la famosa ruptura del tren, con una maravillosa guitarra a cargo por supuesto de Hodgson, cuya utilización del pedal le convierte en un auténtico maestro. Aquellos estados de autocomplaciencia se nos revelan en "Rudy", sólo a la manera de Supertramp.
"If Everyone Was Listening" es sin duda otra de las menos valoradas piezas de "Crime Of The Century". Sin embargo posee todos los elementos que hicieron ser grandes a la banda. Delicadísimas armonías vocales, asombrosos arreglos de piano, suavidad y ternura en los vientos y una construcción casi épica. ¿Quién será el último payaso?.
El álbum finaliza con la propia "Crime Of The Century", un tema que parece escrito ayer. ¿Quienes son estos tipos que dominan la avaricia, la lujuria y la gloria?. Deberían quitarse las máscaras y dejar que viésemos sus caras. ¿Queremos hacer del mundo un lugar mejor?, comencemos por nosotros mismos. Absolutamente épica tanto en su musicalidad como en sus letras, fusionando una vez más los elementos insustituibles de la música de Supertramp.
Cualquier banda que esté dispuesta a enfrentarse a la hipocresía con sólo las armas de sus letras y de su música, es una banda a la que merece la pena escuchar. Si además ese mensaje se combina con una musicalidad absolutamente magistral, llena de clase, de matices y de talento, el resultado es sin duda una obra maestra como "Crime Of The Century", un trabajo del que hay que alejar géneros, conceptos y complejos, e incluirlo sin tapujos en uno de los mejores de su década en el rock.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada