lunes, 17 de junio de 2013

WROTE A SONG FOR EVERYONE - John Fogerty, 2013


Poco o nada tiene que demostrar, a sus casi setenta años, un tipo como John Fogerty. Quien fuese alma de Creedence Clearwater Revival, poseedor de una brillante carrera en solitario, es uno de los músicos más respetados de su país. Fogerty ha creado, a lo largo de casi medio siglo de carrera, una colección de temas de la que muchos forman parte hoy del cancionero popular norteamericano, arraigadas en las mentes de sus compatriotas y de quienes crecimos escuchando su música, así que su nueva aventura podía suponer, en cierto modo, un riesgo.
Bajo el apropiado título de "Wrote A Song For Everyone" el maestro Fogerty publica este mismo año su nuevo álbum de estudio. Doce clásicos revisados y dos temas nuevos forman parte de un disco en el que las colaboraciones con jóvenes promesas y viejas glorias son parte fundamental.
Bajo este punto de vista la primera sensación podría ser que "Wrote A Song For Everyone" es un compilatorio de grandes éxitos, impresión que puede ser sustituida por álbum de duetos, algo manido y prescindible, pero en cuanto suena el primer tema de lo nuevo de Fogerty el oyente percibe que se encuentra ante algo grande.
La moderna producción del propio Fogerty para "Wrote A Song For Everyone", permite que el oyente casual o incluso el más joven tenga la sensación de que esos viejos éxitos son composiciones recientes. Además Fogerty se marca una jugada maestra que revoluciona de alguna manera el resultado final, permitiendo que sean sus invitados los que arranquen cada tema, para después incorporarse él. Así Fogerty deja que los músicos reinventen aquellos clásicos.
El elenco de invitados no es desde luego lo que se dice homogéneo, pero cada uno aporta sus dosis de talento a unos temas tan buenos que hay que ser muy negado para estropear, aunque seguramente no hubiesen sido los primeros.
Una nutrida representación del country, favorecida por ese aroma que siempre han desprendido las composiciones de Fogerty, además de rock, folk, soul y blues, otorgan una agradable variedad sonora a "Wrote A Song For Everyone".
Impresiona realmente escuchar cantar a Fogerty y manejar su guitarra, lleno de nervio y pasión, en una especie de renovación de viejos riffs y antiguas historias. Suena enérgico, visceral y furioso, como hacía tiempo, e inyecta esa impronta a cada tema del nuevo álbum, además de algún añadido extra que impiden que esos clásicos pierdan su esencia.
"Fortunate Son", el clásico del "Willy And The Poor Boys" de 1969, despeja cualquier duda respecto al nuevo artefacto de Fogerty. El ritmo pesado y los riffs metálicos de Foo Fighters acompañan a Fogerty en una brutal revisión en la que los gruñidos de Grohl destapan al californiano más desatado que nunca.
El mediático Keith Urban protagoniza "Almost Saturday Night", el evocador tema del "John Fogerty" de 1975. Inmensas las voces de ambos y maravilloso el toque que aporta el banjo.
Después un "Lodi" familiar y más teñido de country que nunca, tal vez el número que menos aporta de "Wrote A Song For Everyone".
La primera novedad es "Mystic Highway", una joyita de contenido espiritual y reflexivo marca de la casa, llena del sabor añejo que de manera especial otorga Fogerty a sus composiciones.
"Wrote A Song For Everyone", el tema que da título al álbum, no ha perdido nada de su esencia, al tiempo que los aportes de Miranda Lambert y Tom Morello la tiñen de modernidad y frescura. Si Janis Joplin hubiese cantado country habría sonado como lo hace la texana. El solo del guitarrista de Rage Against The Machine es absolutamente estratosférico.
La banda de country folk Zac Brown Band acompaña a Fogerty en la revisión de "Bad Moon Rising", el pantanoso tema del "Green River" de 1969, proporcionando al clásico una más que agradable sensación de peligrosidad.
Después Fogerty permite a My Morning Jacket llevarse "Long As I Can See The Light" a los terrenos del country amodorrado, aquellos en los que los de Louisville se mueven con suma facilidad.
Kid Rock, ese híbrido inconcluso entre rap, rock y country, resuelve con cierta solvencia las aguas cenagosas entre las que camina el "Born On The Bayou" del "Bayou Country" de 1969, algo que resulta incluso sorprendente.
"Train Of Fools" es la segunda composición nueva de "Wrote A Song For Everyone", y de modo veladamente político regala fabulosos riffs y voces en un tema rockero que pocas bandas hubiesen desechado a finales de la década de los 80.
Dawes, banda folk rock, se apodera desde el primer acorde del "Someday Never Comes", el tema del "Mardi Grass" de 1972, sumergiéndola en una atmósfera absolutamente hipnótica y embriagadora.
Deliciosa es la versión del "Who'll Stop The Rain", el tema del "Cosmo's Factory" de 1970, que se marcan Bob Seger y John Fogerty. Una tremenda empatía entre ambos mastodontes del rock americano en un tema en el que el piano de Bob Malone  lo lleva a los terrenos de la Silver Bullet Band.
"Hot Rod Heart", tema del "Blue Moon Swamp" de 1997, deleita con el inmenso diálogo entre las limpias y rápidas guitarras de Fogerty y Brad Paisley.
Luego Alan Jackson se lleva "Have You Ever Seen The Rain", del "Pendulum" de 1971, al sabor añejo de la América profunda. El fiddle rebaja un poco la tensión del tema original y lo convierte en algo anhelante y reflexivo.
"Proud Mary", el clasicazo del "Bayou Country" de 1969, termina "Wrote A Song For Everyone" en modo fiesta. Una brutal mezcla entre el soul de la versión de Ike and Tina y los sonidos más clásicos de Nueva Orleans. Jennifer Hudson, finalista del American Idol de 2004, clona asombrosamente a la Turner, y Allen Toussant y los Rebirth Brass Band llenan el tema del picante sabor cajun y genuina autenticidad.
Y esto es "Wrote A Song For Everyone", un álbum que en principio podría ser considerado como uno más de los prescindibles duetos recopilatorios, y que sin embargo, en manos de John Fogerty, se convierte en un fabuloso ejercicio de imaginación y talento al servicio de unos temas que modifican respetuosamente los originales.
Fogerty es una leyenda viva, una estrella icónica que en pocas ocasiones defrauda, y, efectivamente, vuelve a deleitarnos, esta vez de manera refrescante, con el añadido de dos excelentes nuevos temas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada