lunes, 26 de agosto de 2013

GALLUS - Gun, 1992



Tras la publicación de "Taking On The World" en Julio de 1989, el inmenso debut de Gun, los escoceses se hacían un hueco en el negocio merced a una serie de acontecimientos que no deben pasar desapercibidos. Varios de los sencillos de aquel álbum se convirtieron en vídeo. "Better Days", tema que entraría en el top 40 de las listas británicas, "Inside Out", "Money (Everybody Loves Her)", "Taking On The World" y "Shame On You", además de una serie de participaciones en el Top Of The Pops, el mítico programa de la BBC, les acercaban a un público mas casual y les proporcionaba una difusión que seria empujón definitivo en el inicio de su carrera.

Aquello iba a hacer que Gun telonease a los Rolling Stones en su Urban Jungle Tour de 1990 en suelo europeo como soporte a su "Steel Wheels", favoreciendo que al menos su nombre fuese conocido por una inmensa mayoría de aficionados.

A finales de 1991, y tras terminar la gira de soporte al "Taking On The World", Gun entraba al estudio para grabar "Gallus", el que iba a ser su segundo álbum de estudio, producido como en el debut por Kenny MacDonald.

Con la única inclusión del guitarrista Alex Dickson, sustituto de Stephen Stafford justo antes del inicio de la gira con los Rolling Stones, la banda que grababa "Gallus" era la misma que lo hacia en "Taking On The World". El fantástico Mark Rankin en las voces, los hermanos Dante y Giuliano Gizzi, en guitarra y bajo respectivamente, y el baterista Scott Shields, eran los encargados de al menos mantener, si no aumentar, la sólida reputación que Gun se había ganado con "Taking On The World".

"Gallus", vocablo escoces que hace referencia a la osadía o al atrevimiento, presenta en su portada al boxeador Benny Lynch, el primer campeón del mundo que tuvo Escocia, y tiene ademas un guiño al siempre fiel publico español, incluyendo en la contraportada fotos de los miembros del grupo posando en lugares emblemáticos de Barcelona, detalles ambos que le convierten en uno de esos discos con un merecido hueco en nuestras estanterías.


"Gallus" es una de esas pequeñas joyas que Gun dejo para el recuerdo tras el final de su primera historia, poco reconocido y olvidado tras el inexorable paso del tiempo. Seguramente perdió la inocencia y la enérgica frescura de "Taking On The World", pero ganaba en madurez, en complejidad compositiva, en arreglos y en una producción de mayor nivel.

La actitud de inicios de los 90 tamizada de un cierto sabor al rock clásico de los 70 convierten seguramente a "Gallus" en el álbum mas puro de Gun, probablemente en la idea mas fiel a lo que sus integrantes tenían en mente, merced a un hard rock melódico de quilates tremendamente adictivo que, por extraño que parezca, no encuentra demasiada comparación entre sus contemporáneos, proporcionándole un toque único a su sonido, especialmente en este segundo trabajo.

"Gallus" abarca excelentes interpretaciones en las que la calma no permite diluir la intensidad de los cortes, pero si da la sensación de unos músicos en su cima, con un Mark Rankin sensacional en las voces a lo largo de todo el álbum, una brillante interacción entre las guitarras de Alex Dickson y Giuliano Gizzi y el excelente soporte rítmico de la batería de Scott Shields y el bajo de Dante Gizzi.


"Gallus" abre con la embestida de "Steal Your Fire", tema lleno de actitud emparejado al mejor rock de estadio tras el que el disco se sumerge en la crujiente ascendencia blues del "Long Road", temazo poco conocido.

El de nuevo poderoso rock de estadio de "Welcome To The Real World", de adictivos riffs y estribillos, cede su lugar a la calma contenida de "Higher Ground", una gozada de riffs arrastrados y poderosísimo Mark Rankin, para recuperar otra vez la energía con un pelotazo llamado "Borrowed Time".

El mejor hard rock melódico de "Gallus" aparece con "Freedom", un tema lleno de grandes voces, inteligentes letras y afiladas guitarras que le convierten en momento clave del álbum antes de que los pegadizos ganchos de improvisación controlada de "Won't Back Down" irrumpan en el álbum.

A continuación la energía de "Reach Out For Love" y el maravilloso final de "Gallus" que es "Watchin' The World Go By", una excelente balada rítmica llena de sentimiento y sensacionales guitarras acústicas.

Después vendría "Swagger" y su "Word Up", su cambio en la producción y su mayor éxito, pero eso es carne de otra entrada. De momento "Gallus" es probablemente su trabajo más asentado, el de una banda que se perdió entre los intrincados caminos del rock de la década de los 90, y que ahora, reformados con Dante Gizzi en las labores vocales, su hermano Jools y Johnny McGlynn en las guitarras, Paul McManus en la batería y Derek Brown en el bajo, intentan recuperar espacio con su "Break The Silence" de 2012 que presentarán por estos lares en dos únicas fechas:




No olvidéis pasar por LA BANDA QUE NUNCA EXISTIÓ para dejar vuestra lista de esa posible mejor banda de la historia del rock, en formato comentario o mediante MD a @BlueMonday1971.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada