miércoles, 24 de abril de 2013

INDELIBLY STAMPED - Supertramp, 1971


Tras el debut de 1970 Supertramp lanzaba un año más tarde su segundo álbum de estudio. "Indelibly Stamped" tuvo una buena acogida por parte de la crítica, algo que, por otra parte, no se vio reflejado en las ventas del disco.
"Indelibly Stamped" es un álbum fundamental en la carrera de Supertramp, básicamente porque comienza a definir ese sonido único y original que la banda obtendría a partir del "Crime Of The Century" de 1974. Una cuidada y elaborada transición entre el rock psicodélico de "Supertramp", su primer álbum, y esa fórmula propia que elevaría a la banda a las más altas cima musicales de la década de los 70. Es el disco en el que comienza a definirse lo que estaba por llegar.
El line up de la banda cambia sustancialmente con respecto a "Supertramp", y aún lo haría más hasta dar con la clásica formación del 74. El bajista Frank Farrell, el baterista Kevin Currie y el flautista y saxofonista Dave Winthrop ocuparon las vacantes dejadas por Robert Millar en la batería y Richard Palmer en las guitarras. El vocalista y guitarra Roger Hodgson y el teclista Rick Davies se mantenían en la banda. Aunque Rick Davies ya estuvo en el debut del 70, allí no tuvo el suficiente protagonismo. En "Indelibly Stamped" el teclista hace ya grande su presencia mediante ese genial teclado y su profunda voz, ambos perfectamente reconocibles en los esfuerzos más populares de Supertramp.
Roger Hodgson mantiene aún algunos de los elementos que inspiraron "Supertramp", y su elegante y profunda introspectiva se ve perfectamente compensada por las sólidas influencias blues de Rick Davies. La interpretación de ambos, vocal e instrumental, es excelente, y la química musical con el resto de la banda funciona a la perfección.
Supertramp todavía produce sin ayuda en "Indelibly Stamped". Un sonido aún ligeramente crudo y audaz, musicalmente incluso más diverso que esfuerzos posteriores y en el que y se crean momentos de extraordinaria belleza, a pesar de que Davies todavía se encuentra experimentando con sus habilidades vocales y de que la distorsión del bajo puede resultar farragosa en determinados momentos.
Al contrario que el debut, "Indelibly Stamped" posee más ritmo, una atmósfera más rockera y una mayor mezcla de estilos, al tiempo que composición e interpretación comienzan a situarse a la altura de una gran banda.
Otro de los aspectos destacables de "Indelibly Stamped" es sin duda alguna su portada. El torso y los brazos tatuados de la modelo Marion Hollier generaron la consabida polémica, llegando A&M a colocar dos estrellas doradas sobre los pezones de Hollier para la portada en color en Estados Unidos.
"Indelibly Stamped" comienza con los agradables teclados de "Your Popps Don't Mind", un tema en el que Supertramp captura de manera brillante el sonido del folk rock americano, sobre todo teniendo en cuenta su condición de banda británica. La esotérica "Travelled" mantiene aún el espíritu triste del debut. Belleza acústica con el viejo sabor de Crosby, Stills & Nash.
El preludio del nuevo sonido se asoma al disco con "Rosie Had Everything Planned", y se confirma con la rockera "Remember", tal vez la más cercana al Supertramp del 74, y en la que se puede escuchar el maravilloso teclado Fender Rhodes.
"Forever" es una bella y vocalmente maravillosa canción de amor que precede a la breve pero excelente explosión de rock and roll que es "Potter", tal vez cantada por Dave Winthrop y salpicada por sólidas improvisaciones.
"Coming Home To See You" es una de las joyas del álbum, una maravillosa locomotora de improvisación en la que Davies se sale con la armónica y el órgano, mientras que "Times Have Changed" es la precuela de las clásicas baladas de piano que compondría Davies en un futuro no muy lejano.
El sabor folk de "Friend In Need" con ese viejo piano y su saxo dan paso al fabuloso cierre con "Aries". Un tremendo Hodgson lidera a la banda en siete minutos y medio de torbellino acústico para un clásico escondido de Supertramp, con una perfecta instrumentación y una deliciosa flauta de Dave Winthrop.
Por supuesto, a partir del 74, comenzando con "Crime Of The Century", y con el line up más clásico de la banda, Supertramp publicaría algunos de los mejores trabajos de la década de los 70, pero ese sonido no nace de la nada. Aquello se tiene que ir fraguando y consolidando metódicamente, e "Indelibly Stamped" es un disco fundamental a la hora de comprender como consiguió Supertramp llegar a la cima. Y además es un excelente álbum.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada