viernes, 27 de septiembre de 2013

POWERTRIP - Monster Magnet, 1998


Con la publicación de "Powertrip" en 1998 Monster Magnet desplazaba en cierto modo el stoner rock de tintes psicodélicos que había protagonizado álbumes anteriores como los fabulosos "Superjudge" de 1993 y "Dopes To Infinity" de 1995 y optaba por un conglomerado de oscuras y pesadas composiciones, endureciendo su sonido, por supuesto sin renunciar  esos principios desérticos.


Efectivamente el stoner, la distorsión y la psicodelia siguen presentes en "Powertrip", pero en esta ocasión Monster Magnet se introduce en una especie de atmósfera etérea donde el sonido se vuelve más directo y los riffs más fuertes y pesados. Unos riffs que se mantienen enérgicos y básicos, conservando su estilo desértico aún a pesar de su extrema pesadez. ¿Se podría llamar stoner metal?. Tal vez.

Lo cierto es que todos los álbumes de Monster Magnet presentan una combinación de psicodelia, efectos de guitarra y grandísimos riffs. Según la banda use en mayor o menor medida alguna de aquellas artimañas, el resultado final se acerca más al stoner clásico de los primeros álbumes o a este stoner metal de "Powertrip". 


Independientemente de encasillamientos "Powertrip" muestra una variedad y una experimentación que en lugar de desconcertar o resultar excesivo encaja a la perfección. Stoner clásico, surf rock, escalas orientales, ritmos lentos e incluso una inquietante balada electrónica mantienen la atención durante su hora de duración.

Ese genio llamado Dave Wyndorf, líder indiscutible de Monster Magnet, se encerró 3 semanas en la habitación de un hotel de Las Vegas con la intención de componer material lo suficientemente bueno como para merecer ser publicado en un disco. Finalmente regresaba a Nueva Jersey con 21 temas nuevos, de los cuales 13 fueron utilizados para "Powertrip".

El resultado de aquel período ermitaño de Wyndorf en Las Vegas fue el álbum más agresivo y maduro de Monster Magnet hasta ese momento. Un trabajo en el que la codicia y la lujuria son protagonistas destacados a través de los cómics que inspiraron a Wyndorf, con la santa trinidad, sexo, drogas y rock and roll, presente en todo momento, aunque hay algo de hueco para las relaciones personales. Un espasmódico retrato de la corrupción, el consumismo y la decadencia.


Sobre alimentación sonora mediante profusas capas de guitarra y potencia desmesurada. Melodías post apocalípticas de metal psicodélico que se abren camino cual trituradora merced a pesadísimos riffs y un combo rítmico demoledor en un paseo violento y salvaje en el que impera el caos.

Matt Hyde produce "Powertrip" junto a Dave Wyndorf, y el resultado es demoledor. Un trabajo encaminado a potenciar las guitarras sin dejar que sufra la base rítmica y en el que el sonido final resulta brillante, nada sucio a pesar del tipo de musicalidad que se está potenciando.

El trabajo vocal de Wyndorf vuelve a ser sorprendente. Su amplio rango vocal le permite transmitir una gran cantidad de estados de ánimo, de emociones y de texturas. Lo mismo puede decirse del trabajo de guitarra del inmenso Ed Mundell, cuyos pesados riffs dominan todo el álbum, las abrasivas líneas de bajo de Joe Calandra o la aplastante batería de Jon Kleiman.


Cada tema de "Powertrip" brilla, ya sea por separado o en el conjunto de todo el álbum, pero individualmente son temas únicos que se adaptan a cualquier tipo de emoción, producto de las diatribas mentales y emocionales de Dave Wyndorf.

"Powertrip" abre con "Crop Circle" y sus guitarras de alto voltaje, sus líneas de bajo distorsionadas y un solo incandescente tras el que el propio "Powertrip" llega con su energía sin contemplaciones insuflada por estridentes ritmos pegadizos y solos trituradores.

Después "Space Lord", un tema pegadizo y lleno de adrenalina. Una auténtica patada en el trasero de comienzo acústico hasta su explosión en riffs trepanadores y líneas de bajo distorsionadas. Luego "Temple Of Your Dreams" tiene un sentimiento industrial conducido por sus depresivas líneas de bajo.

"Bummer" y su sobredosis de casi ocho minutos la convierten en la pieza central épica de "Powertrip". Aires sureños y maravillosa instrumentación, algo parecido a lo que sucede con la experimental "Baby Götterdämerung".


"19 Witches" y su rock teñido de surf impregnado de spaghetti western, "3rd Eye Landslide" y un cierto regusto a southern rock, y "See You In Hell" de aroma a pop rock de los 60 para un tema contagioso todavía de tintes psicodélicos, mantienen a niveles altos la parte central del álbum.

"Tractor", es una nueva versión de un tema que ya apareciese en su primer Ep, tremendamente cañera. Sus riffs atronadores y profundos se acumulan unos encima de otros sin remisión. Su solo de guitarra y la batería son asombrosos.

"Atomic Clock" y su todavía lejana psicodelia, "Goliath And The Vampires" misteriosa con efectos y sonidos espeluznantes y riifs muy pesados, y "Your Lies Become You" una balada ocasional e increíble, bluesy y melancólica, cierran este prodigioso álbum al que Monster Magnet dio en llamar "Powertrip".

"Powertrip" fue considerado el álbum más comercial de Monster Magnet. Que palabra tan fea para un artefacto brutal que lo único que hizo fue permitir que la banda de Wyndorf saliese de la clandestinidad. Simplemente una evolución en la que los de Nueva Jersey se dejaron por el camino algo de su idolatrada psicodelia y se convirtieron en una auténtica trituradora.


No olvidéis pasar por LA BANDA QUE NUNCA EXISTIÓ para dejar vuestra lista de esa posible mejor banda de la historia del rock, en formato comentario o mediante MD a @BlueMonday1971.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada