miércoles, 25 de septiembre de 2013

THE REAL THING - Faith No More, 1989


Cuando Chuck Mosley abandonaba Faith No More a finales de 1987 el talento igual de salvaje pero superior de Mike Patton bendecía a la banda. Vocalmente mucho más versátil, las ideas artísticas únicas de Patton aseguraban la supervivencia de la banda para los próximos años.


"The Real Thing", publicado por Slash Records en Junio de 1989, fue uno de los primeros álbumes que mezcló elementos de rap y elementos de rock, y lo hizo con gran creatividad e inteligencia. Con el extraordinariamente versátil Mike Patton al frente y un soberbio equipo de músicos secundándole quedó bien patente la armonía entre los diversos géneros. Y si, Faith No More llegaron los primeros.


Es posible que Anthrax tratase de hacerlo con el "I'm The Man" de 1987, pero la idea de Faith No More tenía más cabeza y seriedad. En cualquier caso "The Real Thing" no es un álbum de rap metal. Por supuesto tenía elementos de ambos géneros, sobre todo metal, pero también una desquiciante actitud punk que otorgaba al álbum mucho de su ecléctico significado.

"The Real Thing" es una embestida donde tienen cabida diferentes estilos con el nexo de unión que supone la energía y la fuerza. Un álbum increíble lleno de talento e innovación. La batería demoledora de Mike Bordin, el virtuosismo de Jim Martin a las seis cuerdas, las ignoradas líneas de bajo de Bill Gould o los atmosféricos teclados de Roddy Bottum encontraban el frontman perfecto con la llegada de Mike Patton.


Un sonido ambicioso, divertido y de alta calidad que viene de compositores tan prolíficos como Patton y compañía. "The Real Thing" es el álbum de la banda más uniforme y menos excéntrico, y también presenta una excelente selección de temas.

Abre el álbum "From Out Of Nowhere", un ataque afilado de la banda con altas dosis de agresividad punk mezclada con teclados ochenteros, algo que dificulta en gran medida su categorización, una de las grandes virtudes de Faith No More.

Después "Epic" cuyo ritmo demoledor y rapeo explosivo la convirtieron en un éxito inmediato y merecido. El tremendo riff de guitarra inicial de James Martin y el imparable golpeo de Mike Bordin se dirigen hacia la línea de bajo de Gould y al enigmático y energético rapeo de Mike Patton, todos en busca de un estribillo brutal mecido por los progresivos teclados de Roddy Bottum hasta que llega ese final de piano clásico.


"Falling To Pieces" tiene intro de bajo funk, rock clásico, algo de rap, y teclados ochenteros para el desconcierto, tras la que "Surprise! You're Dead!" presenta un amenazador sonido derivado del thrash metal para un tema rápido, muy rápido.

Los primeros momentos acústicos de "Zombie Eaters" en nada hacen presagiar la máquina de demolición en la que se convierte a continuación. Inmenso y pomposo Patton y excelente letra con riffs asesinos en su segunda parte.

"The Real Thing" son ocho épicos minutos de constantes cambios de ritmo que dejan agotado. Metal progresivo con gran intro de batería y falsetes hasta que explosiona dejando paso a "Underwater Love" de bajo funk, excelentes líneas de guitarra y letras divertidas y románticas.

"The Morning After" ofrece una abrumadora línea de bajo de Bill Gould que sostiene unas letras extrañas antes de "Woodpecker From Mars", tema que representa el virtuosismo dentro de la esquizofrenia interpretada mediante instrumentos árabes e indios.

"War Pigs" excelente cover de Black Sabbath, sin duda uno de los mejores del mítico tema. Excelentes Patton y el combo rítmico y Martin en modo maestro. La versión conserva las sensaciones del original, pero Faith No More la interpreta como si la hubiesen compuesto ellos.

"Edge Of The World" finaliza el tema con letras sobre un pederasta, muestra del alocado sentido del humor de Mike Patton. Algo de jazz y algo de rhythm and blues para completar el elenco de géneros de "The Real Thing".

En definitiva "The Real Thing" no es un álbum al uso. Difícil de encasillar o de clasificar en un sólo género, lo mejor es quedarse con una colección de temas fruto  del talento y la innovación de cinco formidables músicos de entre los que destaca por supuesto Mike Patton, el tipo que grita o mece con la misma facilidad, el mismo que rapea o canta soul sin apenas esfuerzo.


No olvidéis pasar por LA BANDA QUE NUNCA EXISTIÓ para dejar vuestra lista de esa posible mejor banda de la historia del rock, en formato comentario o mediante MD a @BlueMonday1971.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada