miércoles, 29 de octubre de 2014

FIRE ON THE MOUNTAIN - Charlie Daniels Band, 1974. Crítica del álbum. Reseña. Review.


A mediados de los 70 el southern rock vivía su época de máximo esplendor. Entre otras grandes bandas los Allman Brothers Band, los Lynyrd Skynyrd y los Marshall Tucker Band se erigían en abandonados de un género que tuvo algunas tan importantes como aquellas, menos conocidas fuera de sus áreas de influencia. Una de esas fue la Charlie Daniels Band, una de las más fiables a la hora de catalogar aquello que dio en llamarse rock sureño, desde la guía de Charlie Daniels, un tipo que llegó a escribir para Elvis, que llegó a tocar para Dylan y que llegó a producir a los Youngbloods antes de embarcarse en su proyecto definitivo.


"Fire On The Mountain", publicado en 1974, era el quinto álbum de la Charlie Daniels Band, e iba a mezclar de forma arrebatadora el country rock de la década de los 70 con las potentes improvisaciones o jams que estaban en boga en aquella época, compaginando blues, country, rock y sabor sureño para un resultado demoledor. "Honey In The Rock", tercer álbum de estudio de Daniels publicado en 1973, fue el primero en llamar la atención del gran público con un temazo como "Uneasy Rider", pero no fue hasta este "Fire On The Mountain" que Daniels y sus chicos conseguían situarse entre los elegidos del southern rock.


Dobles bateristas, como Gary AllenFred Edwards, apabullantes guitarras duales, las de Charlie Daniels y Barry Barnes, uso descomunal del Hammond B3, por parte del teclista Joel "Taz" DiGregorio, líneas de bajo aplastantes, a cargo de Mark Fitzgerald, y voces arenosas cortesía del propio Charlie Daniels se conjuraron para rozar la perfección sureña mediante un hard rock boogie de quilates. La produccción corrió a cargo de Paul Hornsby, un tipo que ya había trabajado con la Marshall Tucker Band y que supo dotar al sonido de "Fire On The Mountain" de la energía y la potencia necesaria, teniendo en cuenta siempre los estándares de producción de la época.

Daniels fue el artífice de "Fire On The Mountain", además de como guitarrista y vocalista como compositor y escritor de la mayoría de temas del álbum, y como maestro del fiddle, uno de los mejores a la hora de improvisar con ese instrumento. Hay que tener en cuenta que "Fire On The Mountain" es realmente una especie de reunificación de los álbumes anteriores de Charlie Daniels y su banda, y es que algunos de los temas ya formaron parte del "Charlie Daniels" de 1971, su álbum de debut, y otros lo fueron del Honey In The Rock" de 1973 o ya formaban parte de su repertorio habitual en directo.


"Caballo Diablo" abre "Fire On The Mountain" contando la búsqueda de un jinete que dome un caballo desde su durísima conducción de guitarras, de riff hasta cierto punto misterioso, y fuerte melodía en el más puro estilo del country rock. Después llega "Long Haired Country Boy", un tema lleno de actitud con unas potentes letras escritas por supuesto por Daniels y que cuenta con el maravilloso dobro de Dickey Betts de los Allman Brothers Band.

"Trudy" es el clásico tema gamberro de tugurio, en la actualidad algo cursi, pero una joya sin lugar a dudas desde sus guitarras dobladas y su ritmo pegajoso, "Georgia" aborda la añoranza del hogar con un ritmo más relajado y agradable sensación. y "Feeling Free" abraza el sentimiento de la libertad individual con un excelente ritmo.


"The South's Gonna Do It" se sumerge en la tradición más sureña y se erige en la respuesta de Charlie Daniels al "I Dig Rock and Roll Music" de Peter, Paul and Mary, "New York City, King Size Rosewood Bed" es un tema que a menudo se ignora pero que contiene uno de los mejores estribillos de la historia de la banda, "No Place to Go" abraza el blues rock para conformar uno de los mejores himnos del rock sureño de siempre y se presenta bajo un formato en directo que se extiende hasta los once minutos, igual que el cierre del álbum, "Orange Blossom Special", un excelente cover bluegrass del clásico de Ervin T. Rouse que muestra la excepcional habilidad de Daniels con el violín.

"Fire On The Mountain" fue sin duda uno de los álbumes de referencia para el southern rock de la década de los 70, la más grande que ha vivido el género. Un artefacto excepcional que mostró todas las virtudes del rock sureño bajo el prisma de su líder, un Charlie Daniels cuya apariencia ridícula de redneck no debe llevar al engaño ante la magnitud sonora de su obra, una obra realmente difícil de clasificar dada la genial versatilidad de su banda, aunque a menudo fueron etiquetados como algo cercano al country rock.

3 comentarios: