lunes, 27 de octubre de 2014

PURE HEAVY - Audrey Horne, 2014. Crítica del álbum. Reseña. Review.


Vuelven a la carga los noruegos de Audrey Horne, y eso, amigos, tal y como están las cosas hoy en día, es siempre una fabulosa noticia. Lo es porque desde el "Confessions & Alcohol" incluido en el “No Hay Banda”, su poderoso debut del 2005, pasando por “Audrey Horne”, su tercer álbum de estudio, publicado en 2010 y dignísimo deudor del mejor rock de los 90, hasta el impresionante “Youngblood”, colocado en 2013 y plagado de memorables himnos hardrockeros fusión setentera y metalera,  los de Bergen han demostrado un talento y una actitud que sin duda les han servido para colocarse en el top actual del hard rock y del heavy metal.


Audrey Horne, nombre sacado del personaje de “Twin Peaks”, acaban de publicar “Pure Heavy”, su quinto álbum de estudio, y lo hacen utilizando los elementos que les han colocado en esa posición ventajosa. Reminiscencias setenteras, rock moderno, grandes melodías y estribillos descomunales que hacen pensar en que la capital del hard rock y del heavy metal mundial podría estar en esa localidad noruega. Y si tenemos en cuenta que sus guitarristas lo son también de bandas como Enslaved o Sahg, que poco o nada tienen que ver con la propuesta sonora de Audrey Horne, el resultado es aún más asombroso. 


El trabajo de guitarra de Ice Dale y Thomas Tofthagen parece directamente salido de aquellas décadas gloriosas para el rock, y los tipos lo ejecutan a la perfección. Riffs setenteros, solos humeantes y melodías precisas que enganchan desde la primera escucha. Por supuesto esta Toschie, un vocalista que aúna las características de los mejores vocalistas del rock de todos los tiempos, un punto sórdido y macarra, lo que le da ese toque especial y diferente a la hora de desenvolverse en su inmensa variedad de registros, y es que su voz es perfecta para lo que propone Audrey Horne, con un poder y una melodía que le permite elevarse por encima de la música. El baterista Kjetil Greve y el bajista Espen Lien se las arreglan para soportar de manera enérgica la senda que marcan sus guitarristas.

“Wolf In My Heart“ abre “Pure Heavy” con atronador rock de guitarras deudor de bandas como los Who o Led Zeppelin. Energía desbordante, gran sonido guitarrero, excelentes armonías vocales, ritmo y melodía para un pelotazo ganador antes de la llegada de “Holy Roller“, un corte que  sube el volumen siendo Dio en este caso quien asoma sus influencias, con un Toschie espectacular, anticipando un tema que podría ser un himno en directo, lleno de riffs metálicos para quitar el hipo.


“Out Of The City“ y sus descomunales melodías de insuperable aroma a Thin Lizzy, es decir, armonías de guitarra y solos duales que respetan su legado y lo dotan de personalidad propia antecede a “Volcano Girl“, pieza que traslada sin concesiones al mejor hard rock ochentero de Van Halen, en este caso  con una frescura insuperable y una dualidad de guitarras entre Ice Dale y Thomas Tofthagen en el más puro estilo Iron Maiden con un Toschie inconmensurable y con excelente línea de bajo de Lien.

“Tales From The Crypt“ descubre a un Toschie empapado del encanto barriobajero de Bon Scott para cantar sobre la vida en la carretera mientras musicalmente se acerca al mejor glam de bandas como T-Rex al tiempo que desentierra la potencia de históricos como Saxon y una vez más Thin Lizzy. Luego “Diamond“ ofrece ritmo rápido pero no frenético y un estribillo excelente para una especie de balada clásica de los ochenta con algún toque de folk rock acústico, estableciendo lo más parecido a una pausa en “Pure Heavy”.


“Into The The Wild“ vuelve a Van Halen y al poderoso hard rock de los cohenta con impresionante duelo final de guitarras y “Gravity“ destila buen estribillo y buen solo que a pesar de sus poderosas influencias Black Sabbath cobran vida propia y dotan de personalidad a la banda, esta vez desde algunos matices blues y un de nuevo arrebatador Toschie.

“High & Dry“ vuelve a la NWOBHM bajo la tremenda dirección del baterista Kjetil Greve y el bajista Espen Lien, con una vez más poderosos riffs doblados de ascendencia Iron Maiden y con el espectacular sentido de la melodía de su vocalista. Luego “Waiting For The Night“ acude de nuevo a los setenta en un corte tremendamente adictivo con un solo de guitarra absolutamente espectacular y un riff brutal y “Boy Wonder“ cierra “Pure Heavy” con otra explosión provocada por el descomunal duelo de guitarras y un sensacional bajo de evidente estilo Steve Harris y voces que emulan a Ozzy.


Así es “Pure Heavy”, una nueva joya de Audrey Horne. Los habrá, muchos, que acusen a los noruegos de beber demasiado de la fuentes que los inspiran, de anclarse en un pasado que ya no volverá, de sumergirse en un sentimiento revival metalero y hard rockero sin apenas sentido, pero mientras existan tipos que lo hagan con esta clase, con este talento y con esta actitud, podemos estar tranquilos. Discazo que va directo a mi Top Ten anual.


Entrada publicada en el Zeppelin Rock Sabbath de @FRAILAS el 7 de Octubre de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada